viernes, 18 de diciembre de 2015


domingo, 14 de abril de 2013

Si ,si , son de verdad

Pues tanto hacer cupcakes de jabon , que al final tambien los he hecho de reposteria
rellenos con pepitas de chocolate y el glaseado con un delicado sabor a vainilla, no han quedado ni las migas





viernes, 13 de abril de 2012

Rosas para Sant Jordi


  Sant Jordi , me encanta esta fiesta , por todas los rincones de la ciudad se ven puestos de rosas , y aqui en Cataluña ademas se celebra la fiesta del Libro tradicion que espero nunca se pierda
Bueno  otro año mas , que esperamos recibir la rosa y el libro, pero que tambien regalamos a amigos, compañeros , familia etc...etc....
Aqui teneis un enlace para comprar libros deleitandoos con un cafe

http://www.laie.es/pauclaris

Y  he preparado estas rosas de miel ,para que podais regalar y regalaros








LEYENDA DE SANT JORDI
Cuenta la leyenda escrita, que en tierras de Capadocia, aunque popularmente cada región adapta la leyenda para ubicarla en su población, había un Dragón que atacaba a diestro y siniestro al reino. El pueblo decidió que para evitar los ataques entregarían dos corderos cada día para ser devorados por el dragón y así evitar que el dragón atacase la villa para satisfacer su hambre.
Hasta que un día los corderos empezaban a escasear y se acordó que enviarían a una persona y a un cordero; con lo cual cada día se hacía un sorteo y se enviaba a dicha persona a la cueva del dragón. Un día en el sorteo salió el nombre de la princesa. En ese momento, el rey ofreció riquezas a la familia de aquél que ocupara su lugar, sin embargo el pueblo se negó y le reprochó que ya muchos habían quedado sin familiares y que el rey no tenia por qué ser la excepción. Así, sin ninguna alternativa, fue caminando hasta la guarida del dragón y cuando iba en rumbo, se encontró a San Jorge que, al oír su situación, se ofreció a rescatarla y mató al Dragón clavándole la espada en el corazón. De la sangre que fluyó nació una rosa.
A San Jorge el rey le ofreció riquezas, sin embargo él las rechazó y pidió que se le repartieran al pueblo. También construyó una iglesia en su nombre, de la cual brotaba agua milagrosa que curaba a los enfermos.
El día de Sant Jordi es costumbre en Cataluña, y partes de la Comunidad Valenciana, que los maridos regalen una rosa a sus mujeres, y las mujeres un libro a los esposos por alusión a la leyenda popular